Este tipo de órdenes sirven para minimizar las pérdidas, en el caso de Stop loss (quiere perder como mucho X), o dependiendo de la estrategia, para finalizar una operación con beneficio (quiero ganar Y), Stop Win.

Estas dos órdenes las encontramos en la plataforma de trading facilitada, son de muchísima utilidad ya que un buen uso de ellas puede repercutir en muchísimas ganancias y una disminución importantísima en las pérdidas.

Esta orden nos permite fijar el precio de compra o venta:

  • En el caso de las ventas, indica el precio a partir del cual quiero vender mis acciones, es decir, lo mínimo que estoy dispuesto a recibir por la venta.
  • En el caso de las compras, indica el precio a partir del cual quiero comprar mis acciones, es decir el precio máximo que estoy dispuesto a pagar por la compra.

¿Cómo funcionan las órdenes?

Cuando introducimos una orden de compra/venta, lo que hacemos es indicar a partir de qué precio queremos que se ejecute nuestra orden. La orden será enviada al mercado cuando se cumpla alguna de las siguientes condiciones.

¿Cuándo utilizar las órdenes Stop Loss/Stop Win?

Según criterios de protección:

  • De ganancia: tengo ganancias en un valor que compre a 20€ y ahora cotiza a 22€ y no quiero perderlas, pero tampoco quiero vender por si el valor continúa subiendo. En este caso pondré un Stop Win de venta en 21€.

 

  • En Self Bank podrás operar con varios tipos de ordenes desde 2,95€ por operación.

  • De pérdida: en este caso dejo fijado a priori cual es la máxima pérdida que quiero asumir. Este Stop puedo ponerlo en el momento de entrada en un valor, o en un momento posterior. Por ejemplo, he comprado a 20€ y la máxima pérdida que quiero asumir es de 0,5€ por acción, por lo que fijaré mi Stop Loss de venta en 19,5€.

 

  • En Self Bank podrás operar con varios tipos de ordenes desde 2,95€ por operación.

Según criterios de análisis técnico:

  • De compra: Podemos poner un Stop Win en un precio al que consideramos una resistencia y que si rompe esperamos que el valor suba con fuerza.
  • De venta: Podemos poner un Stop Loss de venta a un nivel al cual consideramos que existe un soporte, que si la cotización del valor toca, esperamos que el valor baje con fuerza.

 

Veamos algunos ejemplos:

Ejemplo Stop Loss

Tengo en mi cartera títulos de B que he comprado a 20€ y actualmente cotizan a 19,5€. Quiero protegerme si el valor cae para más no asumir más pérdidas, por lo que introduzco una orden de venta Stop Loss a 19€. Si la cotización llega a 19€ se lanzará una orden por lo mejor al mercado.

Ejemplo Stop Win

El valor A tiene una resistencia en 20€ y considero que hay una oportunidad de compra si esta se rompe, por lo que pongo una orden de compra Stop Win a 20,5€. En caso de que la cotización llegue a este precio, se lanzará una orden por lo mejor al mercado.