Conviene subrayar que los Planes de Pensiones se configuran como sistemas de previsión voluntaria, complementaria al sistema de prestación de pensiones de la Seguridad Social, cuyo fin es proporcionar a sus partícipes o beneficiarios una renta en el caso de jubilación u otras contingencias legalmente admitidas. Consiguientemente las prestaciones de los Planes de Pensiones no son, en ningún caso, sustitutivas de las preceptivas en el régimen correspondiente de la Seguridad Social.

Por otra parte, los Planes de Pensiones no pueden garantizar un tipo de interés determinado hasta su vencimiento, ya que la Ley no permite garantizar rentabilidad alguna a las aportaciones. Ahora bien, es frecuente la oferta de Planes de Pensiones que añaden la expresión «garantizados». En este caso la garantía es externa al propio Plan y la ofrece la entidad comercializadora del mismo, generalmente un banco, caja de ahorros o cooperativa de crédito.

La finalidad de los Planes de Pensiones
Valora nuestro esfuerzo